EL SEÑOR GALINDEZ

A raíz de conmemoraciones y actos públicos por enaltecer y reconocer el trabajo de miembros y partidarios de la dictadura chilena -por ejemplo, los homenajes a Miguel Krassnoff (2011) y Augusto Pinochet (2012), en un contexto histórico en que se cumplen 40 años del Golpe de Estado en Chile (2013), se hace necesario refrescar nuestra memoria.

El apoyo investigativo realizado por el periodista Javier Rebolledo y su libro “La Danza de los Cuervos” marcaron el punto de partida de un estudio que permitió analizar y profundizar en la compleja conducta del “agente torturador”, presente en la obra del argentino Eduardo Pavlovsky, “El Señor Galíndez”.
En la puesta en escena no veremos a hombres desfigurando rostros de otros hombres con fuego, quemando huellas dactilares o extrayendo con violencia a punta de alicate y cortapluma, el oro de las dentaduras de detenidos políticos, sino que veremos cómo se comporta el “agente torturador” antes de iniciar su “trabajo”, cómo se desenvuelve en el día a día, en las acciones más cotidianas… a qué le teme, cuáles son sus deseos y sus motivaciones para mantener vivo el engranaje de la dictadura.

¿Cómo es el torturador en la vida cotidiana?, ¿Qué es lo que realiza durante el día? No hay que explicitar que estamos frente a un centro de tortura porque se podrá ir develando a medida que la obra se desarrolla.
En “El Señor Galíndez” queremos analizar la estructura institucional de la dictadura. La existencia del “trabajador – agente”, desechable y totalmente reemplazable por el nuevo tipo de “trabajador-agente”, mucho más “ideologizado”, e “intelectual”, el que leyó los libros de Galíndez. Ahí se gesta el “recambio institucional de la dictadura en Chile”.
Se plantea una búsqueda que permita reconocer la naturalización institucional de la violencia como obvia e incuestionable, desde la subjetividad promovida por las estructuras policiales, militares, carcelarias y paramilitares chilenas.

Dirección: Antonio Altamirano Fernández

Elenco: Roxana Naranjo / Mariana Muñoz / Gabriela Medina / Nicolás Zárate / Luis Dubó / Daniel Antivilo

Asistente de dirección: Juan Pablo Corvalán

Diseño Integral: Rocío Hernández

Jefe Técnico: Rodrigo Leal

Diseño Gráfico: Alejandro Délano Águila

Prensa: Lorena Álvarez Chávez

Periodista Investigador: Javier Rebolledo